el irracional

'How am I to get in?' Asked Alice




El último gran héroe


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



I
I WISH YOU COULD SWIM
LIKE THE DOLPHINS
LIKE THE DOLPHINS CAN SWIM
THOUGH NOTHING
THOUGH NOTHING WILL KEEP US TOGETHER
WE CAN BEAT THEM
FOR EVER AND EVER
OH WE CAN BE HEROES
JUST FOR ONE DAY...


Heroes, by David Bowie.


Tengo miedo, presiento que mi destino me va a deparar un giro desafortunado tarde o temprano, ayer miré a los ojos al último gran héroe.
Lo vi en Carnaby Street, salía de los baños públicos cubierto de una áurea de remordimiento. Agotado, sucio, maloliente y, desde hace tiempo, mudo por vocación, siendo niño ya evitó que su hermano apretara el gatillo de la escopeta de caza de su padre para matar a un cura meticón (que les cobraba una perra chica por paloma que mataban en el campanario de la iglesia del su pueblo) una mañana de viernes de dolores, cuando todavía era un monaguillo pelón. Años más tarde sería el sustituto del último asesino del presidente y el que, mucho antes del atentado fallido contra el Papa, planeó tantas veces matarlo. Su frustración intelectual se resume en una vocación baldía: se le recordará como el poeta que nunca escribió ni una maldita línea recta. Le perdieron la pista después de que dejara su último trabajo conocido: periodista en un pueblo de la provincia de Badajoz. Ahora anda encorvado por ahí, pero sin motivo; yo creo que no le deben achicar ni la vergüenza ni la mala fama, porque sé de buena tinta que renunció a la judicatura y a la política por remordimiento de conciencia anticipado. Durante el tiempo que malgastó en su juventud cursando Licenciatura, interpretaba el papel de Sancho Panza en obras de teatro de poca monta y lo hizo también en varios puticlubs de carretera. Sé que he de cuidarme de no cometer los mismos fallos que él y sé que tengo que hacer bien las cosas; terminarlas, quiero decir. Me advierto a mi mismo, me basta con mirar al último gran héroe que ahora chupa pollas en baños públicos para ganarse la vida, para darme cuenta de todo el horror que puede nacer del destino si no terminas de apretar el gatillo. Y no penséis solamente en la maniobra descriptiva que he podido llevar a cabo en estas líneas, pensad en vuestro servicio público particular.


4 comentarios a “El último gran héroe”

  1. Anonymous Zoe 

    Mi servicio particular bien, de momento no huele a podrido, quiza aún no he llegado a ese punto, funciona y no se atasca.
    Me preocupa más el tiempo tic,tac,tic,tac contra el que no puedo luchar.
    Siempre me han dicho que si esperas que algo malo te pase y realmente crees que te va a pasar acaba pasandote, que pena que no funcione igual con las cosas buenas.
    Finalmente el que decide apretar o no apretar el gatillo eres tu asi que no culpes al destino si acabas en un servicio público chupando pollas, el problema es que tomaste la decisión equivocada.
    Por eso soy una indecisa nata.
    K tal el ekilibrio?

  2. Anonymous C... 

    Amarme hasta que me canse... Empezando asì creo que no me cansarè jamas...
    C.

  3. Anonymous Zoe 

    ?

  4. Anonymous Ferdydurke 

    Creo que deberías limar esos vahidos neorrurales y desmesuradamente celiacos (de C.J., no de la enfermedad). Elimina el campanario, las palomas, Badajoz, el disputado voto del señor C. y saldrá de ti tu mejor yo. ¿Es cierto eso de nuestra incomunicación? Bueno, volveremos a las cartas. [Mírime lo mío]

Leave a Reply

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 


e-mail

eliracional@hotmail.com
  • blog propiedad de Jesucristo Banco de Inversiones
  • made in London
  • and waiting for D.Lynch.

estos últimos dí­as

archivos

visionarios


ATOM 0.3